#MILGlobalUnderstanding

#RethinkingHumanHorizon

Actualidad

La Comisión Europea: ante un nuevo rumbo contra la desinformación

El pasado 26 de mayo la Comisión Europea (CE) publicó un comunicado en el que presentó nuevas directrices para reforzar el Código de Buenas Prácticas contra la Desinformación que crearon en 2018. Ahora la CE pretende implementar algunas mejoras que les permita atajar con mayor efectividad la desinformación. Para ello, se ha anunciado la creación de un Centro de Transparencia por parte de los firmantes. Además se propone un grupo de trabajo permanente presidido por la propia CE.

La Comisión Europea pide más a los gigantes de Internet. En su último comunicado, la CE afirma que la evaluación del Código de Buenas Prácticas contra la Desinformación “ha revelado importantes deficiencias”. Esta evaluación pone en evidencia la aplicación “incoherente e incompleta” del Código en las diferentes plataformas. Por este motivo, la Comisión pide dar un paso más para trabajar contra la propagación de la desinformación en las distintas redes sociales. 

Nuevas directrices contra la desinformación

Las nuevas medidas que propone la CE tienen como objetivo “subsanar las lagunas y deficiencias del Código”, creando así un entorno en línea con mayor seguridad y transparencia. En su comunicado, también señala a los servicios de mensajería privada como una fuente de circulación de fake news y les anima a adoptar medidas que ayuden a luchar contra este fenómeno: 

  • Mayor participación con compromisos adaptados: la CE propone incluir nuevos compromisos que se “correspondan al tamaño y la naturaleza de los servicios prestados” por los firmantes. 
  • Desmonetizar la desinformación: es uno de los aspectos más relevantes. La Comisión propone aumentar la transparencia y la rendición de cuentas en relación a la colocación de anuncios. De esta forma, quieren que las plataformas tengan una mayor responsabilidad para acabar con la desinformación. 
  • Contra las campañas de desinformación: el Código debe incluir compromisos para luchar contra las coberturas de comportamientos manipuladores existentes, garantizando la integridad de los servicios. 
  • Incrementar la cobertura de la verificación de datos: abogan por una mejor cooperación con los verificadores y aumentar la cobertura en la UE. 
  • Centro de Transparencia: los firmantes del Código deben crear este Centro para poner en funcionamiento los compromisos adoptados. Para ello, la CE propone que se establezca un grupo de trabajo permanente. El grupo lo formarían los firmantes y por representantes del Servicio Europeo de Acción Exterior, del Grupo de Entidades Reguladoras Europeas para los Servicios de Comunicación Audiovisual y del Observatorio Europeo de Medios Digitales.

La CE también considera clave el empoderamiento de los/as usuarios/as para mitigar el impacto de la desinformación. El actual Código de Buenas Prácticas no adopta las medidas suficientemente eficaces para dar una respuesta global, por lo que la CE afirma que “necesitan compromisos más fuertes y específicos en todas las áreas del Código”. Por ello, seguirán trabajando con los signatarios para reforzarlo y proporcionarán un primer proyecto revisado en otoño