#MILGlobalUnderstanding

#RethinkingHumanHorizon

En profundidad

5 leyes que cambiaron la vida de las mujeres

Con la próxima conmemoración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer, debemos ser conscientes que todavía es necesario seguir reivindicando la igualdad de derechos entre hombres y mujeres para erradicar las desigualdades que existen en este colectivo. No obstante, también hay que echar la vista atrás para recordar los logros que ellas han conseguido a lo largo de la historia.

1. Conferencia Mundial sobre la Mujer 

En 1995, la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer celebrada en Beijing, marcó un antes y un después en la lucha contra la desigualdad entre hombres y mujeres. Los estados miembros que participaron en ella decidieron promover los objetivos de igualdad, desarrollo y paz para todas las mujeres del mundo, y se comprometieron a defender y aplicar los derechos humanos de estas como parte “inalienable, integral e indivisible de todos los derechos humanos y libertades fundamentales”. 

2. Permiso de conducir en Arabia Saudí

Una ley saudí de 1932, basada en un precepto religioso, prohibía a las mujeres conducir vehículos de motor. Sin embargo, desde el 24 de junio de 2018, gracias a que el régimen aprobó un decreto para abolir ese veto, las mujeres pueden ponerse al volante sin tener que depender de chóferes privados o familiares hombres. 

No obstante, a este país le queda mucho por recorrer en términos de derechos para las mujeres, puesto que todavía no pueden tomar ciertas decisiones sin el consentimiento de un hombre, como viajar, estudiar o casarse. 

3. El derecho a voto

Antes del año 1933, a las mujeres no se les reconocía el derecho a voto en España. Pero fue en ese año cuando, por primera vez, 6.800.000 millones de mujeres pudieron acudir a las urnas para elegir a los representantes de la Segunda República. 

Sin embargo, esa victoria duró muy poco, ya que, con la proclamación de la dictadura de Franco después de la Guerra Civil, se les abolió este derecho. Así, estuvieron más de 40 años sin poder ejercerlo, hasta 1977, cuando se celebraron las elecciones en plena Transición. 

4. Acceso a la universidad

Actualmente, en las universidades españolas, las mujeres representan más de la mitad de los matriculados. Pero antes del 8 de marzo de 1910, cuando se aprobó una real orden que autorizó “por igual la matrícula de alumnos y alumnas”, no todas las mujeres podían acceder a la Enseñanza Superior. Aunque se les facilitó el acceso a estas instituciones, se les impedía hablar con los hombres y debían ser acompañadas por sus profesores para moverse por la facultad. 

Además, en septiembre del mismo año, se permitió que las licenciadas pudieran presentarse en algunas oposiciones, como profesoras de instituto y de universidad, o trabajar en bibliotecas y archivos. 

5. Ley Integral contra la Violencia de Género

“La violencia de género se manifiesta como el símbolo más brutal de la desigualdad existente en nuestra sociedad. Se trata de una violencia que se dirige sobre las mujeres por el hecho mismo de serlo”. Así expone los motivos la Ley Integral contra la Violencia de Género, aprobada en España por unanimidad en 2004, y que tiene como objeto “actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas”. 

Con esta ley se afianzó la idea que el maltrato a las mujeres no es solo un problema del ámbito privado, sino una cuestión de Estado.