#MILGlobalUnderstanding

#RethinkingHumanHorizon

Entrevistas

Elisa Vivas: “La brecha salarial de género crecerá en el futuro, si la mujer no entra al sector tecnológico”

Fundadora de Story Data
Fundadora de Story Data
Elisa Vivas, cofundadora de Story Data

Periodista y madre, emprendedora y profesional TECH, Elisa Vivas Soto, es una mujer que se ha reinventado. Abandonó el periodismo como lo conoció, desde el calor de la sala de redacción para aventurarse a un campo desconocido, el data journalism, cuando poco se sabía de esta especialidad. Dejó un empleo para fundar, junto a otras colegas, Story Data, una agencia de comunicación de datos, que se ha convertido en una de sus mayores victorias. Una de las cosas a las que no ha renunciado es a alentar a su hija en el camino de la ciencia y a los periodistas a formarse en tecnología, porque ella cree que los comunicadores debemos reinventarnos

  1. ¿Cuéntenos sobre su experiencia como mujer en el campo tecnológico?

En el 2013, cuando trabajaba como periodista en el departamento de infografía de un medio impreso, me preocupaba lo que pasaría con el futuro de la prensa en papel. Observaba que, en la prensa escrita, las ventas iban a bajar, y que todos los medios se ponían online.

Empecé a mirar lo que se hacía afuera y descubrí lo que The Guardian hacía con el periodismo de datos. Me impresionó el hecho de que la información se podía recoger a través de la red, en forma de datos y que cambiaba el paradigma de recibir la información como sujeto pasivo a tú buscar y generar tu propia información. Esto es útil, cuando las organizaciones (públicas) te la quieren colar (engañar) y no pueden, porque tú tienes los datos. Así, empecé a investigar sobre lo que es el periodismo de datos y a reinventarme, a aprender, a juntarme con gente que quería formarse en temas del mundo tecnológico, como data science o tratamiento de datos de manera digital, programación, estadísticas, cosas ajenas al campo del periodismo escrito

2. ¿Cómo se enfrenta el cambio de periodista de un medio tradicional al campo del periodismo de datos, es difícil?

Cuando montamos un posgrado de periodismo de datos en la Universidad de Blanquerna para enseñar a hacer programación a los periodistas, a ellos les fue muy difícil. Pero deben perder el miedo y ver que con poco que aprendan sabrán mucho más que sus demás colegas. Los comunicadores debemos perderle miedo al excel, aprender algunas funciones del mismo o un poco de programación. Con esto, pueden sacar muchas historias detrás de los datos.

Además, las noticias y los titulares usan porcentajes, llevan cifras. Si, al periodista, le comparten información sobre un porcentaje de personas que van al paro, pues debe ser capaz de comprobarlo, ir a las fuentes originales y hacer sus propios cálculos. Esto a veces no es tan complejo.

3. Cuéntenos sobre los inicios de Story Data

Hace dos años y medio, la fundación Open Data de Barcelona, me pidió que lanzará una especie de itinerario en periodismo de datos para periodistas que están dentro de la administración pública y manejan mucha información, pero no sabía cómo explicarla. Cuando se acabó la formación, se armó el proyecto “día 1 de octubre”, que coincidía con el referéndum en Cataluña con un grupo de chicas de la clase. Para el cual, se hizo una encuesta con la gente que fue a votar y se armó un mapa, un relato periodístico, con datos que presentamos al público. El evento se llenó de gente.

Nos dimos cuenta de que comunicar historias con datos era más explosivo, que hacía falta esto, porque las empresas, los medios, las fundaciones tienen datos, pero ¿quién las comunica?, porque los informáticos no saben narrarlos. Como comunicadores, sabemos presentar la información de manera muy gráfica, enganchar más a la gente y que entiendan los datos.

Pensamos, pues vamos a poner en práctica estos conocimientos, nos pusimos metas, que anotamos en una servilleta y fuimos a medios, a instituciones, a explicarles lo que hacemos y funcionó. Antes del coronavirus, ya teníamos que decir no a la demanda, porque no dábamos abasto de trabajo. Por eso, yo me pregunto por qué los periodistas le tienen miedo a esto con la cantidad de trabajo que hay. Llevamos dos años y tenemos clientes importantes, como La Caixa, La Diputación de Barcelona. Estamos siempre en contacto con la gente de La Generalitat, con Transparencia, entre otros. La experiencia de trabajo es que puedo vivir de esto.  

4. ¿Qué conocimientos tendría que tener un comunicador para dedicarse al periodismo de datos?

Pues mira, conocer bases de cálculos, de funciones, de estadística, de visualización de datos, porque al final, esto te ayuda a explorarlos; y luego un poco de programación, ya sea para visualización o para tratamiento de datos o scrapping, que es cuando vas a rascar datos de la web. En el caso de programación y filtro de datos, esto se está haciendo R o Python; en la parte de visualización, se está haciendo con HTML5, TFC, o Java Script; luego MSQL, que es para hacer base de datos.

Pero también si haces smart data en lugar big data (el último se enfoca en el análisis de grandes cantidades de datos, mientras que el segundo en la calidad o cantidad de datos necesarios para concretar un objetivo), por decirlo de alguna manera y coges pocos datos, entonces con un excel y tablas dinámicas también puedes hacer más cosas. Lo otro es un añadido, pero a veces no es necesario.

5. Hay datos que indican la necesidad de una mayor presencia femenina en el mundo TECH y que esta carencia de representación, genera sesgos en el desarrollo de algoritmos, por ejemplo, u otras desventajas, ¿cuáles son los hándicaps y las ventajas que representarían lograr una participación femenina en el sector tecnológico?

Las bases de datos no tienen muchas veces la distinción de género. Muchas veces como las hacen hombres, porque en el campo tecnológico ellos son la mayoría, esto no lo piensan. Y es muy importante porque lo cambia todo. Si no dices el género, no sabes como se comporta este grupo poblacional. Además, nos brinda más objetividad. En Story Data, desarrollamos un estudio de datos referido a la violencia de género y es muy importante que esas bases de datos estén discriminadas por sexo. Por ejemplo, para luchar contra argumentos como los de VOX, diciendo que hay denuncias de (violencia ejercida contra hombres de parte de) mujeres, si no tienes base de datos, indicando si son hombres o mujeres quienes denuncian ¿cómo puedes saberlo?

Por otro lado, respecto a las bases de datos y los algoritmos, también (requieren) la visión humana de las mujeres. Si los algoritmos que gobiernan al mundo, los hacen los hombres, entonces solo vamos a hablar de lo que hablan o les interesa a ellos. Si no hay una mujer que decida como van a ser los algoritmos, vamos a entrar a un mundo pensado por ellos.

6. ¿Qué retos y ventajas enfrentan las mujeres para alcanzar un espacio en el sector tecnológico?

La principal desventaja es que la brecha salarial crecerá en el futuro, porque la mujer no ingresa al sector tecnológico. Y si ya tenemos esa brecha ahora, imagínate entonces, si la mayoría de trabajos del futuro son tecnológicos y la mujer no entra a este sector, vamos a tener empleos marginales con salarios ínfimos. Por ello, una de las principales ventajas de que la mujer entra al mundo de la tecnología es aminorar la brecha.

Un reto es que la mujer se aparta del campo de la tecnología a medida que avanza en sus etapas educativas. Por ejemplo, nosotras hicimos un análisis en el que vimos que las niñas pequeñas abandonan este tema conforme pasa el tiempo y que hay pocos referentes femeninos de las ciencias y tecnologías en los libros de texto, no porque no existan, sino porque han sido silenciadas. Debemos mostrarles a las niñas que hay mujeres en este sector para que ellas se identifiquen y quieran continuar esta tarea.

Equipo de Story Data-relato Techie woman

7. ¿Desde dónde se debería alentar una mayor presencia femenina en el sector TECH?

Esto viene desde la base, desde las escuelas, por ejemplo. Y en Cataluña, se está haciendo bien, porque yo lo he visto en el colegio de mi hija, que llevan a mujeres tecnólogas a los colegios para que cuenten sus experiencias a las niñas y vean que hay otras opciones. Yo intento, desde la Universidad potenciar a las mujeres en tecnología, porque creo que tienen las mismas capacidades.

También los padres debemos hacerlo, porque sin darnos cuenta, tenemos muy arraigado prejuicios. Por ejemplo, a los niños les damos una play station y a las niñas no. También en el gaming, los videojuegos, que es un campo con mucho futuro, las niñas ya no juegan y eso les resta ventaja. Entonces los padres también estamos siempre estigmatizando, alentamos los roles preestablecidos desde pequeños, cuando debiéramos motivar que las niñas aprendan a programar. Debemos cambiar el chip para introducir a la niña en este sector

8. Según tu opinión, ¿de qué manera que el Estado u otras instituciones podrían ayudar en la introducción de la mujer en el sector tecnológico?

Creo que el Estado debería invertir en la formación de profesores, que estén concienciados con este tema para revertir la situación, porque los niños pasan muchísimo tiempo en la escuela. Yo creo que sí que se están haciendo acciones, pero se deben potenciar más, porque debe haber una discriminación positiva que aliente a las mujeres a participar en la ciencia, a que las niñas hagan robótica. Hay que incidir más en esto.  

Por ejemplo, una iniciativa como el reto Big Data, realizado por La Caixa en Barcelona. El año pasado, se les propuso a estudiantes de 25 institutos resolver un reto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Debían buscar datos sobre la contaminación para saber cómo lo resolverían. En esta ocasión, un grupo de niñas, que destacó por su presentación, fueron uno de los grupos seleccionados para ir a Sillicon Valley, como parte del programa. Con esta experiencia, quizás una de ellas se dedica a la ciencia y ocupa puestos de responsabilidad. Yo creo que hay que potenciar este tipo de participación, potenciar a las mujeres.

SOBRE STORY DATA

Story Data es una agencia de comunicación de datos, fundada en Barcelona por Eli Vivas, Silvia Galilea, Carina Bellver y Laia Brufau, expertas en investigación, análisis y visualización de datos. La agencia propone un modelo de narración novedoso que la ha posicionado como un referente de su sector y le ha permitido desarrollar innovadores relatos periodísticos con data para empresas y medios de comunicación de España.

Reportaje «la paradoja de la igualdad de género en el campo STEM (acrónimo anglosajón del sector ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas)