#MILGlobalUnderstanding

#RethinkingHumanHorizon

Entrevistas

Oshcar Vidal: «La inteligencia artificial nos va a permitir ser mejores y mejores humanos»

Fotografía cedida por Oshcar Vidal
Vídeo de presentación de la página AI Just.

El COVID-19 ha supuesto un cambio para gran parte del mundo. La tecnología se ha convertido en una aliada durante los meses de pandemia que ha permitido que siguiéramos conectados e incluso trabajar desde casa. Just Digital es una empresa española que ha creado un sistema de algoritmos de inteligencia artificial (IA) con el que controlar la pandemia en entornos laborales.

Mantener la distancia de seguridad y tener bien colocada la mascarilla son un aspecto esencial tanto en entornos cotidianos como laborales. Durante estos meses, empresas como Just Digital han creado diversas herramientas para poder hacer frente y controlar la pandemia, creando entornos seguros. Oshcar Vidal, CDO de Just Digital, explica cómo funciona su sistema y la importancia de utilizarlos para mejorar nuestro día a día. 

Just Digital desarrolla un sistema de algoritmos de IA para controlar la propagación del COVID-19. ¿Cómo funciona?

La base tecnológica es la visión artificial, es decir, toda la base de IA está basada en el conocimiento y la comprensión a través de las redes neuronales de lo que se está visualizando. Primero, se aplica una lógica algorítmica para saber lo que identifica y después un elemento más de transaccionalidad, para comprender el escenario y lo que está detectando el algoritmo en un escenario que está fuera de las normativas de control de seguridad frente al COVID. Tenemos el único sistema real que existe ahora mismo en el mercado que integra por completo y fue el primero. Es capaz de identificar tantas personas como estén visualizando la amplitud de la cámara. Estuvimos entrenando el algoritmo diciéndole primero que detecte la máscara, después le comentas que las máscaras no son solo azules, sino que también hay negras y de colores. Las redes neuronales van aprendiendo y con ello después controlamos posiblemente el elemento más importante desde el inicio: la distancia de seguridad. Es capaz de detectar una distancia equis para que cualquier individuo que fuera rompiendo esa distancia avisara e hiciera una gestión de alertas. Una tercera dual de aforo y conteo que sirve para saber la máxima ocupación en un edificio o en un área concreta, y el conteo del número de personas que están involucradas en la escena en la que está grabando la/s cámara/s. La cuarta es la que nosotros aportamos menos conocimiento que es la parte de temperatura. Lo que hacemos es integrarlo, pues te lo proporciona la propia cámara termográfica y cuando supera los 37,4º o 37,5º se genera una alerta integrada dentro de un ecosistema analítico y de indicadores de lo que está ocurriendo en las empresa. 

¿Qué impacto está teniendo su tecnología en las empresas con las que colaboran?

Iniciamos ofreciendo este sistema a empresas e instituciones para que corrijieran al momento y hay un sistema backoffice analítico. Pero en el fondo funciona aún más como un modelo reactivo para tener el control y conocimiento de lo que está ocurriendo en torno al riesgo laborales de COVID-19. Están apareciendo elementos de riesgo por incumplimiento o por errores de planteamientos en esa política y por tanto lo que ves son unos indicadores y una tendencia, evaluando el riesgo que tienes en tu empresa o institución de que, en el caso de que exista un caso de COVID, si esto pone en riesgo a tu compañía y, por lo tanto, aplicar elementos correctivos en base al conocimiento que has transmitido. Es imposible que un equipo de seguridad esté controlando de forma continuada 25 cámaras que están expuestas y segundo a segundo o frame a frame. Por lo tanto la única forma es que haya un dashboard que te avise, un mapa de calor que muestra dónde está ocurriendo la casuística de rotura, que puede ser más crítica o menos crítica, pero al final te evalúa dónde está, puedes evaluar por qué tipología de las normativas se está rompiendo (si es en general, distancia, mascarilla…). Por otro lado, hay que intentar ayudar a la reactivación de ciertos sectores. Tenemos una alianza muy importante, estratégica y de transformación digital con la Fira de Lleida. Estamos hablando con otras firas importantes para cómo afrontar el escenario, ya no solo con el conteo, sino en el flujo de personas, inclusive y cómo das seguridad de que estás aplicando todos los elementos importantes y con ello vas a corregir y actuar rápidamente en cualquier indicador que te esté diciendo lo contrario. 

«La época de COVID nos ha demostrado que, gracias a la tecnología, mejoramos nuestra vida».

¿Se puede garantizar la protección de la privacidad y de los datos a través de la tecnología de reconocimiento facial?

A nivel de nuestro sistema cumplimos la RGPD e implica varios elementos: dónde está hospedada la información, qué nivel de sensibilidad (y tenemos un apartado de alto nivel de sensibilidad). En nuestro caso hacemos dos vías: una es esa imagen que se graba, lógicamente, la cara puede ser difuminada que permite no saber a quién le está ocurriendo y tenemos un modo de alerta a un empleado concreto en el caso de que el sistema y la empresa quiera identificar a una persona en base a una base de datos de imágenes concretas. Ese acceso tiene que estar aprobado por sindicatos, por empresa y por trabajadores. En China es otro mundo. Yo soy muy amigo de la tecnología y que la tecnología me ayude, no tengo un problema de que me identifiquen en todo momento dónde estoy, ya lo hace Google Maps, y estoy feliz de que me asesore y de que me indique, por eso yo le digo también que después hagan conmigo lo que quieran. En este caso, exactamente igual. Si mi reconocimiento facial es un valor añadido en la función que, corporativamente hablando, me aporta, bienvenido será. Como persona y como trabajador no tiendo a entrar en un conflicto de que me graben, solo intentar hacerlo bien. Si estuviera haciendo algo mal, no estaría mal que me grabasen también como empresario. 

Este tipo de tecnología se está implementando en más empresas cada día, ¿cree que puede ser una solución contra la pandemia?

Debería haber sido así. Tenemos un algoritmo de based learning con el que intentamos prever un porcentaje de riesgo y de actuación basado en sistema simulado. Si tú tienes un control de que realmente el índice de rotura de normativas es mínima sabes que en tu casa es imposible o tiene un mínimo riesgo de que haya podido producir un contagio. Por tanto la detección de una persona debería implicar poco alrededor, aunque después haya una implicación de que los más cercanos estén haciendo un ámbito de cuarentena. Pero sí frenaría el control del desconocimiento. Este tipo de sistemas deberían ser una ayuda. Nosotros tardamos 16 días en desarrollarlo, porque llevábamos diez meses desarrollando un sistema de riesgos laborales. Había que reorientar algunos elementos y, por tanto, había que sacar un producto vendible. 

Europa se muestra más reacia a este tipo de tecnologías que considera más intrusivas, ¿cree que se podría llegar a implantar cada vez más sin vulnerar ningún derecho con el fin de ayudar?

Para mí sí. Estamos acostumbrados a que las cámaras graben las entradas de los edificios para dar parte de seguridad. También a que en los parkings haya cámaras para que controlen la seguridad y cuando aplicas la visión artificial lo que te permite es alarmar de forma proactiva. Un equipo de seguridad para detectar en 28 cámaras que hay un robo necesita estar atento, una cámara o N cámaras analizando continuamente un parking con una posibilidad de robo en base al comportamiento tarda cero segundos en avisar y actuar y decir dónde exactamente. A mí me da igual que graben o no, porque eso no es invadir la intimidad porque haces una función de ello. Bienvenida será la aportación de valor que me genere en cada momento. Decimos que la IA es peligrosa, posiblemente, siempre que graba, pero es que la IA está en muchos más sitios. Está en mi interacción con el móvil, está cuando cojo el coche y me recomienda, pero también la IA está en el reconocimiento o en recomendación de la inteligencia artificial cognitiva, como en el caso de IBM que es capaz de darte una solución o detectar un cáncer. La gente se asusta por el desconocimiento, siempre ha sido así. Creo que tiene que haber una divulgación de lo que te proporciona y te puede beneficiar la visión artificial, depende de qué ámbitos, y por lo tanto poco a poco ir entendiendo que esto es algo que nos da valor. La época de COVID nos ha demostrado que, gracias a la tecnología, mejoramos nuestra vida. Por lo tanto, cojamos lo bueno, cohibamos la parte mala y demos vida a lo que nos va a acompañar. La inteligencia artificial nos va a permitir ser mejores y mejores humanos. Son herramientas para mejorar, al final debemos ver esa parte positiva de valor añadido e intentar que el mal uso sea el menos aplicado.