Lecturas

Tres autobiografías de deportistas que enseñan a luchar por los sueños

Los deportistas son un buen ejemplo de superación y perseverancia. Estas historias pueden inspirar a los lectores a conseguir sus metas, aunque no tengan nada que ver con los éxitos deportivos.
Imagen creada con Canva.com

Todos sabemos que de los libros aprendemos y casi de cualquier libro podemos extraer nuevos conocimientos, nuevas emociones e incluso una nueva visión del mundo. Y, a veces, el género nos puede sorprender. En general, las autobiografías no generan grandes expectativas, son tan solo relatos de la vida de alguien relativamente famoso. Sin embargo, si partimos de la idea que la historia de cada persona es única y es capaz de transmitir buenas energías y motivarnos, entonces le veremos bastante utilidad.
España es un país cuya imagen y proyección internacional están estrechamente relacionadas con el deporte. Y hay que reconocer que hay atletas españoles de renombre que, a parte de haberse destacado por sus logros y méritos profesionales, se han convertido en auténticos referentes como personas. No cabe ni la menor duda que son muchos, pero en este artículo hablaremos de los tres que llevaron sus vidas a las páginas de una autobiografía queriendo de ese modo compartir sus vivencias y altibajos con sus admiradores y otra gente. Son Rafael Nadal, Ona Carbonell y Javier Fernández.
El rasgo que une los tres libros es que no son simples descripciones de victorias y derrotas, sino de caminos de no rendición y de lucha hasta el final.

Rafael Nadal con John Carlin – RAFA- Mi historia (2011)
Imagen de Casa del Libro

El libro que el tenista manacorí creó junto con uno de los periodistas españoles contemporaneos, John Carlin, consiste de 9 capítulos. Cada capítulo se divide en dos partes: primero, el mismo Rafa actúa como narrador y después Carlin hace su propia intervención reflexionando sobre algún aspecto de la vida de Nadal. Cabe añadir que la composición de la autobiografía es de interés particular. La historia empieza desde el día de la final de Wimbledon 2008, cuando Rafael por primera vez ganó este prestigioso torneo en una épica batalla de 5 sets contra el genio suizo Roger Federer. Así, este se convierte en el hilo conductor para todo el libro, pero a través de flashbacks del tenista que van de capítulo en capítulo y los relatos de John Carlin, el lector llega a saber sobre la infancia de Rafa, llena de esfuezo y trabajo duro desde edades muy tempranas, sobre su adolescencia y juventud alumbradas por las primeras victorias vertiginosas y, desde luego, sobre su vida de campeón, maduro e invencible.

“Aun en el caso de que no tengas más que el uno por ciento de probabilidades de ganar, aprovéchalo, exprime hasta la última gota ese uno por ciento”

O, quizás, no siempre tan invencible. El punto fuerte del libro es que Rafael Nadal muestre su lado más personal. Además, su filosofía parece ser aplicable tanto al deporte, como a la vida cotidiana de la gente. La podemos resumir en una frase: “Aun en el caso de que no tengas más que el uno por ciento de probabilidades de ganar, aprovéchalo, exprime hasta la última gota ese uno por cierto”. Esa es la actitud del tenista mallorquín en las pistas y ante la vida en general. Y todos los que tenemos sueños y metas para alcanzar, podemos hacerle caso.

Ona Carbonell – Tres minutos, cuarenta segundos (2016)
Imagen de EL País

Otra autobiografía que habla de la lucha incesante es la de Ona Carbonell.  La nadadora catalana también elige una competición clave de su carrera deportiva que fueron los Juegos Olímpicos de Londrés 2012 y construye su narración alrededor. A través de las páginas de este libro descubrimos el hechizante pero complicado mundo de la natación sincronizada (actualmente renombrada como “la natación artística”), y vemos como Ona se ha enfrentado a todos los retos que se le presentaban en el camino, entre los cuales fue quedarse fuera de los JJOO de 2008.

“No tiraré la toalla hasta que sepa al cien por cien que estoy fuera”

En la introducción de su libro, la nadadora asevera que el objetivo de su creación literaria no es contar las vivencias, sino ayudar a cualquier persona a no rendirse. Puesto que ella misma lleva por bandera las siguientes palabras: “No tiraré la toalla hasta que sepa al cien por cien que estoy fuera” o bien “Me obligo a conservar viva la esperanza. Porque en el momento que este sueño muera, sé que me hundiré”. Ona quiere transmitir a todos sus lectores la idea de que sólo el hecho de tener un sueño merece la pena luchar hasta el final, y en este sentido sirve una potente motivación.

Javier Fernández – Bailando el hielo (2016)
Imagen de Casa del Libro

El fenómeno de Javier Fernández reventó el mundo del patinaje artístico hace unos cinco años cuando este sonriente chico de Madrid se proclamó Campeón europeo. Actualmente en su palmarés cuenta con 6 títulos así y 2 más del campeón del mundo. En su autobiografía, que lleva el subtítulo de Una historia de superación para conquistar lo imposible, el patinador español relata con toda la sinceridad sus relaciones con aquel deporte de cuchillas e hielo. Javier no esconde nada y los lectores podemos sentir con la plenitud absoluta la diversidad de sus emociones empezando con la fascinación por el patinaje, pasando por una especie de estupor creativo, pero acabando con la inspiración por lo que está haciendo. En general,su trayectoria profesional es transferible a la de cualquier persona y el mayor aprendizaje que se podría llevar del libro es el de disfrutar de todas las experiencias que te brinde la vida. El atleta madrileño se centra su psicología en lo siguiente: “Yo solo saboreaba los momentos de gloria,mientras que el resto del tiempo me dedicaba a añorarlos o a fantasear con los que estaban por venir. Aprendí <…> lo que implicaba disfrutar de los viajes, el aprendizaje, las victorias y las derrotas”.

“Yo solo saboreaba los momentos de gloria,mientras que el resto del tiempo me dedicaba a añorarlos o a fantasear con los que estaban por venir”

A la hora de empezar un libro, es muy importante ser consciente de que aprendemos de todo. Y si las historias personales te resultan interesantes, el deporte te motiva, y, además, necesitas un empuje externo para ir siguiendo tus sueños, tal vez, la autobiografía deportiva es lo que estás buscando.