Opinión

11 de febrero: Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia

Analizamos algunos de los últimos datos del estado de las mujeres en la ciencia española. #MujeresyCiencia
Ilustración de Beatriz Arribas ‏@BeaArribas_ recuperada de Twitter

La educación en igualdad de género se inicia desde la infancia, sin embargo el mensaje de “niños listos, niñas guapas” sigue presente en la sociedad. Todo empieza por los juguetes, tal y como analizamos en AIKA estas navidades. ¿Cómo es posible que existan juguetes sexistas y retrógrados todavía? Este es el repugnante caso de una empresa mexicana que sacó al mercado fetos de juguetes en contra del aborto, donde las niñas vestidas de amas de casa y niñeras han de cuidarlos dentro de incubadoras para que no mueran, tal y como canta la dulce melodía del anuncio. Sin embargo, existen prácticas más positivas, aunque se tratan de excepciones. Como Lego, que en una de sus colecciones rinde homenaje a las mujeres científicas.

Ingenieras, una especie casi extinta

La diferencia entre el número de hombres en España (40%) que estudian una ingeniería frente al número de mujeres (5%) es enorme.

¿Cuáles son las causas? ¿Por qué hay tan pocas mujeres ingenieras?

Este vídeo del medio El Español trata de descubrirlo a través de este grupo focal:

Mujeres en el sector tecnológico

“Las mujeres representan  menos del 20% de los trabajadores del sector tecnológico» y «Sólo el 25% de los estudiantes de ciencias e ingeniería son mujeres», estos son algunos datos que arroja el vídeo de elFuturoesOne. Tal y como afirma la entrevistada Cristina Aranda, cofundadora de Mujeres Tech, Cuando pensamos en un hacker nos imaginamos a un chico detrás del ordenador. Sin embargo, este no es el caso de la hacker Alexandra Elbakyan creadora de Sci-Hub, la Robin Hood de la academia, que da acceso a través de esta plataforma a diferentes artículos académicos de pago, justifica que roba a los editores para dárselo a los científicos. 

En este campo, existen acciones de discriminación positiva, este es el caso de las becas de formación para niñas #GirlsTech patrocinadas por la Embajada de Estados Unidos en España. El objetivo es incrementar el interés hacia la tecnología por parte de mujeres a una temprana edad. ¿Qué otras soluciones son posibles?

Mujeres en la universidad

Destacamos los datos de dos recientes informes: el Panorama de la educación. Indicadores de la OCDE (2016) y Datos y cifras del sistema universitario español (2015-2016) del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD).

A pesar que la nota media de las mujeres es generalmente más alta, los salarios de las mujeres siguen siendo mucho menores. Existe una diferencia más pronunciada en las calificaciones de Ciencias Sociales y Jurídicas y en Ciencias de la Salud. 

Sin embargo, la diferencia salarial en estas mismas áreas de conocimiento es enorme, a pesar de tener mejores calificaciones que los hombres. Las mujeres graduadas en Ciencias Sociales y Jurídicas cobraron 4400€ menos al año en 2014 que los hombres, unos 400€ al mes menos. En Ciencias de la Salud las mujeres de media cobraron 2700€ menos al año.

Notas media, salario y contratación, las estrellas de la desigualdad en la educación superior. En la Universidad, una equidad entre hombres y mujeres en el cuerpo de catedráticos es inexistente. De los 10.234 catedráticos universitarios, tan sólo un 21% son mujeres. Sin embargo un 40% de los 29.330 profesores titulares sí son mujeres, según datos del MECD (2016), pero generalmente son más las mujeres las que estudian, un 60% en el caso de la Universidad Autónoma de Barcelona. 

A pesar de que muchas instituciones universitarias cuentan con un observatorio para la igualdad, tan sólo inciden indirectamente en la política pública (soft policy), no tienen capacidad de regulación externa. Sin embargo, estas instituciones arrojan a la luz datos y estadísticas a través de la publicación de informes e investigaciones. Este es el caso del Observatori para la Igualtat de la Universidad Autónoma de Barcelona en España. Afirman que 60% de los alumnos cursando estudios de grado son mujeres, sin embargo, en la universidad en el ámbito docente e investigador, está compuesto tan sólo por 42% de mujeres. En puestos de administración y servicios, tales como secretarias, recepción, gestión académica, el cuerpo sí tiene un número considerablemente más alto de mujeres, compuesto por un 62%.

¿Cuáles son las causas de estas desigualdades? Todo empieza por la educación, tal y como comentábamos en la introducción: “los niños listos, las niñas guapas”. ¿Qué otras causas existen?

Tal y como presenta el creador de las tiras cómicas sobre la vida de los estudiantes de doctorado PhDComics, la conciliación entre trabajo académico y la vida personal puede ser una de las dificultades, ya lo mostró Jordi Évole en en el capítulo El milagro de conciliar. Maternidad y trabajo, en la serie Salvados. 

Imagen de www.phdcomics.com

Algunas asociaciones de investigadores precarios se movilizan en las redes y fomentan el estudio de estas causas, entre otras luchas por mejorar la calidad de vida de estudiantes y becarios. Este es el caso de @PrecariesUAB, bajo el hashtag  #CientíficasPrecarias promueven un estudio del estado de la mujer en el ámbito académico

¿Cuándo vamos a conseguir una equidad total? ¡Empecemos la discusión en AIKA #MujerYCiencia11F #MujeryCiencia #DíaMujeryCiencia #Científicas11F #Científicasprecarias