#MILGlobalUnderstanding

#RethinkingHumanHorizon

Actualidad Opinión

Educación para el cuidado y disfrute de la vida

Photo by Tom Ezzatkhah on Unsplash.

Durante la cumbre mundial de las Naciones Unidas sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en 2010, Margaret Chan en ese entonces Directora General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mencionó que la salud y la educación estaban íntimamente relacionadas. Ambas se necesitan cuando se trata de contribuir al desarrollo del potencial humano. 

Ahora bien, sobre la educación, se espera que en sus diferentes modalidades, permita a las personas desarrollar y fortalecer sus conocimientos, competencias y habilidades. Esto, con el objetivo de que puedan participar e incidir en las realidades que habitan y transformarlas; resolver situaciones de la vida diaria y contribuir al desarrollo del capital social, a generar bienestar entre otras.

Promoción de la salud

En Salud Pública, en la Promoción de la Salud, nos encontramos con dos conceptos: Educación para salud y alfabetización en salud.

El primero, es concebido como un proceso en el que se generan aprendizajes sobre el autocuidado,  pero también sobre el ejercicio de la ciudadanía (derechos y deberes) y la construcción colectiva de la salud en la que participan las comunidades y los diferentes sectores y actores.  

El segundo, está relacionado con el grado de motivación y con la capacidad personal para buscar, acceder, aprehender y usar la información disponible para la toma de decisiones, mantener un buen estado de salud y mejorar la calidad de vida (PAHO, 2017). https://www.paho.org/en/search/r?keys=educacion%20para%20la%20salud

Es claro entonces que los procesos  de educación son necesarios cuando se busca que las personas cuiden y disfruten la vida con salud.

En Colombia, se han venido realizando proyectos y estrategias de promoción de la salud basados en procesos de movilización social.  Se destacan experiencias significativas en las que se hace notoria la participación de la comunidad, el reconocimiento al contexto social y cultural y las actividades experienciales que permiten a las personas pasar el conocimiento por los sentidos, reflexionar y aplicarlos a su cotidianidad porque logran reconocer la utilidad de esos conocimientos.  

Si bien hemos recorrido un camino  en promoción de la salud, es importante que a nivel nacional se continúe incentivando la implementación de proyectos de educación que ayuden a ampliar la mirada y comprensión sobre la salud y la manera en que las comunidades la construyen y la viven.

Etiquetas