Recursos

Experiencias con la lengua en el aula digital

TIC en la asignatura de lengua, conoce algunas de estas prácticas innovadoras en el IES Torre de Palau de Terrassa en España.
Trabajo de Iván Ramos

El uso de las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) de forma intensiva en el aula ha provocado (o debía provocar) cambios importantes en todos los órdenes, aunque no ha ocurrido en todos los centros debido al poco uso que se hace en algunos. Internet ha generado grandes expectativas en la articulación de otros formatos de discurso, acceso a muchos recursos y la posibilidad de beneficiarse de la globalización en red. La interactividad, la hipertextualidad, la intertextualidad, la multimedialidad y el acceso a la información continua y actualizada abren grandes posibilidades para favorecer cambios en la enseñanza, acordes con los tiempos actuales.

“La interactividad, la hipertextualidad, la intertextualidad, la multimedialidad y el acceso a la información continua y actualizada abren grandes posibilidades para favorecer cambios en la enseñanza, acordes con los tiempos actuales.”

La lengua es el soporte básico, con la lectura y la escritura como referentes. La lectura es un acto personal y social que ayuda a la construcción de la identidad. Con Internet se abre una gran ventana para la renovación de estrategias como las comunidades virtuales, el acceso a textos y formatos es enorme y las relaciones que se producen alimentan la comprensión de otros tipos de ordenación de textos, aprender con otras técnicas y recursos, la construcción de historias con otras narrativas. Escribir en Internet es un acto social, que se puede desarrollar en canales y formatos distintos. Expertos como el profesor Daniel Cassany reflexionan en sus libros sobre cómo se lee y se escribe hoy y cómo se hace en la red. Sus obras son de obligada lectura, también para el profesorado.

 

Curiosidades

¿Quién dice que los adolescentes y jóvenes no leen y escriben hoy? ¿Cuándo tantas personas han contado con tantas posibilidades, en versión papel y digital, para leer y escribir? Leen, pero más para el ocio;  leen en diagonal; a veces miran más que leen; en ocasiones no aguantan más de una pantalla seguida; hay quienes no entienden del todo el análisis y la selección de la información y luego les cuesta la generación de nuevos contenidos. Y muchos otros leen y escriben con pasión. Pero, ¿alguien se lo ha enseñado? Y, ¿alguien les ha ayudado a aprender haciendo?

“Leen, pero más para el ocio;  leen en diagonal; a veces miran más que leen; en ocasiones no aguantan más de una pantalla seguida; hay quienes no entienden del todo el análisis y la selección de la información y luego les cuesta la generación de nuevos contenidos.”

El diagnóstico es necesario y la educación está para formar y adoptar medidas que favorezcan el cambio positivo. La democratización de los aparatos, la cantidad de bibliotecas, los contenidos y recursos gratis en la red acrecientan las posibilidades. Otro tema es el uso real que se hace de todo y el grado de contextualización y aprovechamiento. Las redes sociales estimulan la escritura y la comunicación multimedia -a menudo más instantánea que reflexiva-, un buen paso para enseñar otros usos y otros recursos para leer, escribir y aprender teniendo en cuenta otros formatos.

La priorización de las normas gramaticales y de los contenidos curriculares muy pautados en la enseñanza tienden a repetir conceptos año tras año, priorizan el academicismo por encima del uso práctico de la lengua, a menudo provocan aburrimiento en las clases e incrementan la distancia entre aquello que hay que aprobar con lo que se necesita para ser usado en la vida diaria. Un alumno puede estudiar y repetir casi los mismos conceptos a lo largo de toda su escolarización obligatoria y postobligatoria (seis cursos) y, si convive con dos o tres lenguas, todo aumenta por partida doble o triple. De poco sirven los numerosos ejemplos de todo tipo de faltas lingüísticas que cometen los alumnos y que se distribuyen en Internet, ridiculizándolos de algo sobre lo que no le ven sentido práctico e ignorando quién es el culpable, si lo hay.

Ejemplos

Prediquemos con los ejemplos desde la experiencia con la lengua en el aula digital. En el II Congreso Internacional sobre la lectura y la escritura en la sociedad global, celebrado en 2015 en Barranquilla (Colombia),  reflexionamos sobre las TIC en la práctica del aula de lengua, con un marco teórico y bastantes ejemplos extraídos de actividades hechas con adolescentes en el aula.

A lo largo del actual curso escolar 2016-2017 el instituto Torre del Palau de Terrassa (Barcelona), con más de veintiún años de uso de las TIC, continúa con actividades diversas que pretenden pasar de la teoría a la práctica. Ofrecemos algunos ejemplos, fruto del trabajo de algunos profesores en las aulas con el uso del español y del catalán:

  • Realización de exámenes de lengua con todos los recursos al alcance del alumnado: apuntes, libros digitales, uso de ordenadores y teléfono móvil, acceso a Internet. Pero con un tiempo pautado. ¿Cuándo se extenderá esta práctica evaluadora? ¿Cuándo serán así los exámenes de acceso a la universidad? Implicaría un cambio de mentalidad, del tipo de enseñanza y de pruebas, se desterraría la memorización constante y la repetición sin creación de conocimiento. Ejemplos: análisis de anuncios publicitarios actuales y concretos que debían colgar en su blog personal. He aquí dos muestras: ejemplo uno y dos.
  • La creación de relatos actualizados a situaciones de ahora, con explicaciones en un formato gráfico y digital, a partir de textos antiguos y de lectura obligatoria. Por ejemplo “El Conde Lucanor” de Don Juan Manuel. Tres ejemplos de alumnado: ejemplo uno, ejemplo dos y ejemplo tres.
  • Confección de la cuarta edición del libro creativo “Un mar d’històries” (“Un mar de historias”, con contenidos sobre todo en catalán pero también en castellano) con 123 páginas, abierto a todo el alumnado de ESO, con una selección posterior de relatos. La confección de las  ilustraciones corre a cargo de alumnado de bachillerato artístico plástico.  También se incorporan  algunos textos de uno de los centros de Primaria adscrito al instituto. Edición en formato digital en ISSUU. Se difunde entre la comunidad educativa y se cuelga en la web y en las redes sociales.
  • Alumnos booktubers: otras formas de demostrar que se ha leído un libro al mismo tiempo que se incita a su lectura, se trabajan otros formatos narrativos y se difunden en redes. Actividad iniciada hace dos cursos en alumnos de primero de ESO. En esta ocasión, los alumnos de tercero de ESO son nuestros booktubers.
  • La actualidad en formato digital como recurso para el aprendizaje y para la producción de contenidos: seguimiento de temas como los refugiados o las migraciones, análisis de noticias, el papel de la mujer en la vida de las fábricas textiles, con el libro “Olor de colònia” y el testimonio de su autora, Sílvia Alcàntara, ante el alumnado, junto con una representación de mujeres de la época, abuelas de algunos alumnos.
  • Incentivación de la creatividad con la participación en concursos de relatos breves, con algunos premios.
  • Fomento a la participación en concursos literarios del centro, con la posterior difusión de los textos seleccionados.
  • La literatura a escena: alumnos de primero de bachillerato escénico interpretan poemas en clase, con o sin música, grabados en vídeo y difundidos en nuestros canales de las redes sociales.

Los cambios, afortunadamente, abundan en muchos centros educativos gracias a la implicación del profesorado y del alumnado. La actual efervescencia de la innovación educativa provoca cambios trascendentales respecto a la enseñanza tradicional, también válida. Contamos con la tecnología, la gran aliada en las aulas que ayuda en el proceso del aprendizaje continuo. El escritor  Jorge Luis Borges nos estimuló a hacerlo: “Nunca se termina de aprender a leer. Tal vez como nunca se termine de aprender a vivir”.

“Nunca se termina de aprender a leer. Tal vez como nunca se termine de aprender a vivir”.