#MILGlobalUnderstanding

#RethinkingHumanHorizon

Recursos

Iniciativas de fact-checking

Los proyectos y las iniciativas de fact-checking, es decir, la verificación de datos y hechos, han crecido considerablemente debido a que cada vez es más importante la necesidad de desmentir noticias falsas y promover la transparencia periodística. 

Así, hay una gran variedad de proyectos innovadores de distintos medios de comunicación que surgen en diferentes países para luchar contra la proliferación de fake news y promover la información de calidad. 

En Aika hemos hablado en distintas ocasiones sobre el fact-checking y, por ello, a continuación presentamos una recopilación de las distintas iniciativas que existen: 

The Trust Project 

The Trust Project es un consorcio internacional de medios que nació para resolver los problemas que enfrentan los lectores en su consumo diario de noticias. Con el objetivo de ayudarles a discernir si un texto es fiable o no, el proyecto ha definido un conjunto de Indicadores de Confianza que ofrecen información sobre el medio, el periodista y los compromisos que hay detrás de cada historia. Las plataformas digitales, entre ellas Google y Facebook, son socios externos del proyecto y tienen en cuenta la adhesión de los medios al mismo para posicionar favorablemente sus contenidos.

Aquí puedes leer la entrevista con Sally Lehrman, fundadora y CEO de The Trust Project. 

NEWTRAL

Newtral es una startup de contenido audiovisual, que es considerado como una de las principales organizaciones de Fact-Checking en España y Europa, fundada por la periodista Ana Pastor. Newtral trabaja en la producción de programas de televisión y nuevas narrativas en redes sociales, la innovación en el periodismo a través del fact-checking y en una línea de investigación basada en los protocolos de Inteligencia Artificial.

Aquí puedes leer la entrevista con Itziar Bernaola, directora de Newtral Educación, división de alfabetización mediática del grupo Newtral,

Chequeado

Chequeado es un medio digital argentino creado en 2010 que se dedica a la verificación del discurso público, a la lucha contra la desinformación, la promoción del acceso a la información y a la apertura de datos. Chequean las afirmaciones de políticos, economistas, empresarios, personas públicas, medios de comunicación y contenidos virales de redes sociales clasificándolos de “verdadero” o “falso”. Fue el primer sitio no partidario de América Latina en tener este fin.

Ojo Biónico

Según el rastreo, el país que cuenta con más medios centrados en la verificación de hechos o que dedican secciones a esto es Perú. Entre las cuatro iniciativas que se desarrollan en el país, se destaca Ojo Biónico, del medio nativo digital Ojo Público, enfocado en el periodismo de investigación y de datos. De esta manera, el equipo de verificación de Ojo Biónico se encarga de revisar los mensajes y contenidos difundidos en la esfera pública (transmisiones de radio o televisión, redes sociales, eventos oficiales, eventos públicos) para detectar afirmaciones o datos que se considera de interés público con el fin de verificarlos. No se verifican opiniones.

Verificador

Verificador es la otra iniciativa desarrollada en Perú. La sección Verificador pertenece a uno de los medios tradicionales con mayor trayectoria del país, La República, que se encarga de revisar la desinformación que circula en Internet bajo la forma de titulares tergiversados, fotografías o videos editados, rumores y afirmaciones falsas en el espacio público. Se pueden encontrar las notas en Facebook y Twitter con la etiqueta #VerificadorLR.

Desde febrero del 2020, pertenece a la International Fact-Checking Network (IFCN), del Instituto Poynter para Estudio de los Medios. En junio del 2020, Verificador se unió al programa de verificación de datos de Facebook.

El sabueso

Este proyecto pertenece al medio mexicano Animal Político, y analiza una frase de relevancia para la vida nacional y, con datos duros, establece si es cierta o falsa.  Después de verificar la fuente mediante siete pasos, le asignan a la frase elegida una de las siguientes categorías: ridículo, falso, mentir con la verdad, engañoso, no se puede probar, discutible, inexacto o verdadero. 

La Lupa

La iniciativa de verificación La Lupa, del medio brasileño Folha de S. Paulo, observa diariamente lo que dicen los políticos, líderes sociales y celebridades, en periódicos, revistas, radio, programas de televisión y en Internet. Sus declaraciones son la materia prima para los cheques producidos por la agencia.

Al seleccionar la frase en la que desean trabajar, el equipo de Lupa adopta tres criterios de relevancia. Da preferencia a las declaraciones hechas por figuras nacionales prominentes, a asuntos de interés público (que afectan a tantas personas como sea posible) y / o que recientemente han ganado prominencia en la prensa o en Internet. Por lo tanto, se refiere a «quién habla», «qué habla» y «qué ruido hace».

Aos Fatos

Otro proyecto de fact-checking brasileño es Aos Fatos, en el que diariamente, periodistas analizan las declaraciones de políticos y autoridades nacionales de distintos partidos, para verificar si están diciendo la verdad. Para esto, adoptan una fórmula con siete pasos para realizar sus verificaciones. Aos Fatos cree que si el periodismo no tiene impacto, ha fallado en uno de sus objetivos principales: el de vigilar al poder. Por esta razón, invierte en contenido multiplataforma, para amplificar sus voces y conquistar una audiencia que nunca estaría a su alcance.

La Silla Vacía 

Los chequeos hecho por el detector de mentiras de la Silla Vacía, de Colombia juegan un papel importante pues cubren temas de la agenda nacional y los principales personajes del poder, en ningún caso estos chequeos contienen algún juicio de opinión. La Silla cita a todas sus fuentes, siempre y cuando es posible y la fuente lo autoriza. Además, dentro de lo posible incluyen el enlace al documento original que demuestra con datos o normativas la veracidad o falsedad de una afirmación.

FANDANGO

La Unión Europea se ha unido a la lucha y ha financiado el proyecto FANDANGO. El objetivo es agregar y verificar datos de noticias, fuentes de medios, redes sociales y datos abiertos, con el fin de detectar noticias falsas y proporcionar una comunicación más eficiente a los ciudadanos. El big data es almacenado en una plataforma basada en la tecnología Data Lake, que recopila grandes cantidades de datos en bruto para analizarlos con herramientas de IA y así revelar noticias falsas o engañosas.

Full Fact

La organización británica de fact-checking, Full Fact, está desarrollando herramientas de verificación automatizadas para ser utilizadas en salas de redacción de todo el mundo. El proyecto se divide en dos ramas: Trends i Live. La primera registra cada repetición de un dato incorrecto, para así detectarlo y conocer quien está detrás del reclamo engañoso. En cambio, Live detecta declaraciones que aparecen en los subtítulos televisivos y que ya han sido comprobadas con anterioridad. Automáticamente, muestra los artículos más recientes acerca dicha información. Asimismo, detecta afirmaciones que no han sido contrastadas para llevar a cabo su verificación.

Décodex

El buscador Décodex es una iniciativa del rotativo francés Le Monde que permite consultar la veracidad de la información en cuestión. Tiene un motor de búsqueda donde el usuario puede ingresar la dirección de un sitio en el que desea buscar información, una extensión para los navegadores Chrome y Firefox, y un robot que responde a las preguntas que le surgen a los usuarios, a través de Facebook. 

Verificat

También encontramos grupos independientes especializados en este ámbito. Es el caso de Verificat, la primera plataforma de fact-checking de Catalunya. Se trata de un proyecto que combate la desinformación proveniente de bulos que circulan por redes sociales, así como la difundida por políticos.

Maldita.es

La extensión web que ha creado el fact-checker Maldita.es alerta a los usuarios cuando consultan una página poco fiable. El objetivo de este portal es dotar a los ciudadanos de herramientas para que no sean engañados mediante noticias falsas. Las secciones Maldita Hemeroteca, Maldito Bulo, Maldita Ciencia y Maldito Dato se centran en el control de la desinformación y el discurso público mediante técnicas de verificación de hechos y periodismo de datos. Esta asociación sin ánimo de lucro tiene como objetivos principales monitorizar y controlar el discurso político y promover la transparencia en las instituciones públicas y privadas, verificar y luchar contra la desinformación y promover la alfabetización mediática y las herramientas tecnológicas para crear una comunidad consciente que pueda defenderse de la desinformación y se encuentre en todas las áreas.

EFE VERIFICA

Las agencias de noticias, encargadas de recopilar noticias y distribuirlas a sus abonados, no es de extrañar que cuenten con una ramificación dedicada a la verificación de datos. Un ejemplo es la Agencia EFE y su servicio EFE Verifica, que analizan tanto el discurso político como los contenidos que se viralizan en las redes sociales para comprobar si se ajustan a los hechos o datos disponibles. Además, publican informaciones que explican y contextualizan acontecimientos que generan confusión en la opinión pública. 

LatamChequea

La red de fact-checkers LatamChequea ha emprendido una lucha para frenar la propagación de fake news surgida alrededor de la expansión de la Covid-19. Se trata del proyecto colaborativo LatamChequea Coronavirus, que reúne los esfuerzos de cerca de 40 medios latinos a los que se suman algunos de España y Portugal. La iniciativa, además de desarrollar una web en la que se actualiza constantemente el chequeo de bulos en torno al tema, ha creado un juego de mesa descargable. El proyecto LatamChequea Coronavirus, coordinado por la organización argentina Chequeado y financiado por Google, realiza las tareas de chequeo de información, recopilación y actualización de verificaciones en español sobre la pandemia.